miércoles, abril 28, 2010

No midas la altura de la montaña; habla a aquel
que la puede mover.
Publicar un comentario